viernes, 12 de mayo de 2017

Favoritos // Abril 2017 //

 Hola lectores ¿Cómo están? Yo muy emocionada porque ya empezó la Feria y el movimiento YA explotó con todo. Recuerden que si quieren ver el programa de la Feria, tengo una entrada con esa información. Con eso dejo de demorarme y empezamos con mis favoritos del mes:

                                                   *Ninguna de las imágenes a continuación me pertenece*

Libro:

Muy buen último libro, de una muy buena saga, que ha pasado a ser de mis favoritas. Reseña en el blog.

Película:

Tuve la fortuna de ver alrededor de diez películas a lo largo de este mes y muchas de ellas me gustaron pero como no puedo nombrarlas todas (si les interesa una lista de películas vistas me pueden decir en los comentarios), decido quedarme con esta joyita de animación. La vida de Calabacín, como se ha traído el título al español, es la historia del pequeño Calabacín que habiendo perdido a su padre hace tiempo y  la reciente muerte accidental de su madre, es llevado a un orfanato donde conocerá a un grupo de niños diferentes, como él. Juntos viven día a día, conociendose a ellos mismos y a su pasado. Esta película fue nominada al Oscar por Mejor Animación y con mucha razón, es una obra de Stop-Motion increíble, lo acompaña un guión impresionante, con ciertos toques oscuros de fondo y muchísimo humor. Cabe aclarar que esta película está dirigida al público ADULTO, debido al trasfondo con el que se construye a los personajes y el tipo de humor que maneja. Fue totalmente incómodo ver cómo padres entraban contentos con sus hijos de cinco años a esta función pensando que era cine infantil por no informarse y creer que todo cine animado va dirigido a ese público pero ese es otro tema. Me encantaría que le diesen una oportunidad porque sinceramente creo que es el tipo de películas que es un acaricia al corazón. Uno no puede evitar salir con una sonrisa y la cabeza llena de ideas de una película como esta, ni estallar de risa con cada chiste. Increíble.

Serie:


Otra vez me subí a la ola de lo que todos hablaban, mientras que me daba un descanso de The x files. Esta serie me interesa ya de por sí, porque recuerdo que ni bien había salido el libro me había llamado mucha la atención, pero la gran cantidad de malas reseñas siempre me había echado para atrás. Pero ahora, en el año 2017, este libro resurgió y vino con serie incluida y la gente enloqueció. Primero antes que nada quiero decir que los primeros dos capítulos están dirigidos por el CAPO de Thomas McCarthy (que para los que no saben, es el guionista de "UP" y director de "Spotlight" de la novela con el mismo nombre), lo cuál me logró enganchar mucho. Los dos siguientes quedan a cargo de Helen Shaver que fue directora de "Dead like me" (serie que miré en Netflix y me agradó).  Y así, de dos en dos, un nuevo director dirigió dos capítulos para la serie, exceptuando Kyle Patrick Alavarez que también se encargó del último capítulo. Ahora, en lo que respecta a mi opinión, quiero destacar lo increíble de la separación del presente y del pasado con dos recursos visuales muy claros: en primer instancia, un golpe que Clay se da en la cabeza al comenzar la serie, de ahí en más al Clay del presente lo vamos a tener con la frente lastimada, y el cambio de iluminación entre el pasado y el presente, lo cuál también es muy efectivo para demostrar cómo Clay ve la vida sin Hannah, pasando esto a lo práctico, las escenas del pasado tienen luces cálidas en la mayor parte del tiempo y las escenas del presente juegan con tonalidades frías. Ahora bien, no leí el libro por lo que no puedo decir si es una adaptación fiel pero puedo decir que es una buena adaptación, como guión cinematográfico funciona bien y queda todo claro y sin lagunas. Ahora bien, algo que me molesta demasiado es que al ver que la serie tenía éxito, se hicieron varios puntos del guión sin cerrar para dar chance a otra temporada (que están por hacer), lo cuál  es completamente ilógico por las autora de las trece razones ya cumplió su objetivo, ya está muerta y no hay ningún otro libro del cuál basarse para eso. No creo que sea una decisión porque está guiada sólo por lo comercial y eso me molesta pero eso no quita que sea una gran temporada y yo tenga que cerrar mi boca.

Música:


 


  Este mes mi playlist cuenta con 35 canciones (¡¡de nuevo!!) pero las tres elegidas de este mes. La primera la escuché en viva el mes pasado en el Lollapalooza y desde entonces no me la pude sacar de la cabeza, ni esa ni ninguna de las otras que escuché ese día de esta increíble banda. La otras llegaron por recomendaciones de mi Youtube, así gracias por eso.

Eventos:




  Gracias a mi Facultad y a los responsables del Festival, algunos compañeros y yo tuvimos la suerte de recibir acreditaciones que nos permitieron asistir a dos funciones gratis al día y charlas del festival, así mismo estuvimos invitados a dos Cóctals y varias actividades exclusivas para acreditados. Sinceramente la primer semana la exploté y no volvía a mi casa hasta no haber visto al menos dos películas y una charla, sin embargo la segunda semana fue semana de entregas así que sólo vi unas pocas en toda la semana. Aun así se me hizo súper disfrutable e interesante ver todas estas películas independientes o de pequeños estudios ya que me renovó bastante en cuanto a contenido que venía consumiendo. Las entradas rondaban entre $30 y $45 por función, había varias sedes por lo cuál no había excusas para no asistir a al menos una función, si este año se lo perdieron, los animo a que asistan el año que viene. Si no es a una función, tal vez a una charla, hay actividades y películas para todos los gustos.

viernes, 5 de mayo de 2017

Reseña | Saga El legado

- Esta reseña contiene Spoilers del libro y la saga -


 Empecé esta saga en el año 2012, leyendo un libro por verano. 2012 Eragon, 2013 Eldest, 2014 Brisingr y aquí tuve un decaída y no leí el ultimo libro hasta este año, 2017. Esto hizo que sintiera que la saga, los personajes, la historia, crecía conmigo (que es una de las mejores sensaciones el universo). Con el final del último libro, siento que cerré una etapa de mi vida y no puedo evitar sentirme melancólica (y sí, sé que hay versiones ilustradas o libros sobre el mundo, pero la historia llegó a su fin). 

 Después de leer el primer libro recuerdo haber estado emocionada, encantada y atrapada por el mismo. Quería ser un jinete dragón, vivir en ese mundo y poder hacer uso de magia. "Simplemente diré que esta saga, se convertirá en una de mis favoritas. (...) Verdaderamente Christopher ha creado un mundo en dónde me gustaría vivir, personajes que me gustaría conocer, dones que me gustaría poseer" (Reseña Eragon) fueron mis palabras en la reseña del primer libro y qué tan en lo cierto estuvo la pequeña versión de mi al decir que iba a convertirse en una de mis sagas favoritas.
 En aquel primer libro, Eragon y Saphira tomaron el primer puesto de mis personajes favoritos, y digo coincidir con Eragon en muchas ocasiones, tal vez porque ambos teníamos la misma edad e ideas de jóvenes de 15 años (lo que demuestra la habilidad de Christopher). También destaqué el glosario del final que es excelente ya que demuestra el trabajo que tiene el mundo de estos libros, teniendo hasta seis tipos de lenguajes diferentes, correspondiendo a las diferentes razas que pueblan las tierras de Alagaësia.

 Un año después, releí el primer libro creyendo que así iba a poder resfrecar la historia en mi mente, antes de lanzarme al segundo. Pero cuando tuve Eldest entre mis manos me encontré con un capítulo introductor con un resumen de lo ocurrido en el libro anterior. Esto, señoras y señores, es una de las mejores características de la saga y me salvó al empezar el último libro después de tres años. Clara, concisa, es una manera excelente de empezar los libros de esta saga por varias razones: la primera es por la dimensión de los libros, son enormes, y al comenzar el que sigue, siempre puede ser que nos quede algo importante en el tintero; la segunda es una buena manera de construir el terreno por el que se van a manejar los personajes, teniendo en cuenta lo que el autor toma como relevante para el resumen; y por último, como me sucedió, para recordar el libro/ los libros anteriores de manera cómoda y rápida.
 "Ahora quiero hablar de la pluma y es que, no puedo creer que el autor pueda hacer un libro de 800 páginas se lea como uno de 300. La forma de narrar es ligera y cómoda, además de atrapate e interesante. Uno se interesa tanto en la lectura, que cuando se va a dormir, sigue imaginando la historia en su mente, intenta responder las mismas preguntas de Eragon, o intenta recordar todas las palabras que aprendió, de una forma inconsciente" (Reseña Eldest). Una de las razones por las que evité leer Legado hasta ahora, era mi miedo a ahogarme más en mi reading slump al no poder avanzar y pasarme meses leyendo este único libro pero como digo en la cita anterior, la pluma de Christopher se me hace muy cómoda. Tal vez no avanzaba cien páginas por día pero me bajaba del transporte con el libro entre manos y caminaba leyéndolo porque no podía parar de leer, lo cual no me pasaba hace mucho. Su manera de escribir es como reencontrarse con un viejo amigo que te cuenta algo que le pasó hace unos días, se lee rápido, muy fácil de entender y con la cualidad de que cada personaje que narra tiene su manera de hacerlo: utilizan distintas palabras, expresiones y develan las diferencias de personalidades de una manera muy natural. Esto es otra cosa increíble, habiendo varios narradores nunca vas a confundirte quién es el que te cuenta el capítulo que estás leyendo porque siempre hay algo en la narración que lo delata. Ya sea Saphira, Roran o Nasuada, nunca vas a tener que parar y pensar quién te está contando la historia en se momento porque es siempre claro.
 En este caso, destaqué a Murtagh como mi personaje favorito, haciendo sentir mil cosas a lo largo del segundo libro, queriéndolo, odiando, entendiéndolo, o no viendo sentido en sus acciones.

 Ahora bien, es el tercer libro, el que tengo menos en mente. Sin embargo recuerdo haber terminado hecha una bola de emociones, con lágrimas en los ojos. Es el libro donde todo explota y empiezan a aparecer de nuevo las batallas, desafíos y termina de presentar los personajes que faltaban. Estoy segura que si hubiese hecho la reseña de este libro, hubiese dicho que lo más destacable es el cariño que uno ya siente con los personajes y como esto se ve afectado por sus desiciones, acciones y las consecuencias de las mismas.

  Con el cuarto libro, creo que puedo apreciar el crecimiento de los personajes. Eragon ya no es un chiquillo impulsivo (por lo menos, no todo el tiempo), Saphira ya no es una adorable dragoncita. Creo que los personajes, en su mayoría, estuvieron muy bien desarrollados a lo largo de la saga y que todas las experiencias que viven en los libros anteriores, forjan la personalidad que tienen en el último y los preparan para los nuevo desafíos. En este libro, me gustó mucho el personaje de Roran, sinceramente sus capítulos era muy interesantes y resfrecantes, ya que su manera de pensar es muy diferente a la de su primo, más impulsivo en algunas cosas pero más precavido en otras. Así mismo, los capítulos de Nasuada era algo que no quería que terminaran y cada vez que volvíamos a Eragon, trataba de leerlo rápido para llegar a los capítulos de la muchacha. Si hay algo que le agradezco a Christopher es por Nasuada, es un personaje fuerte, independiente, con determinación y una excelente líder. Mientras que anteriormente no le había prestado atención, con este libro puedo decir que es uno de mis personajes favoritos de la saga, le siento mucho respeto. Sólo hay un problema y es que en los capítulos finales Christopher juega una carta muy buena que cambia su actitud de una manera súper entendible por su historia pero que no me sabe bien a la boca.
 Este libro está lleno de batallas, heridas y peligros y el autor no se pierde la oportunidad de dar grandes descripciones de ello, lo cuál me agarró con el estómago poco preparado y por momentos tenía que mirar hacia otro lado para borrar la imagen que la lectura había plasmado en mi cabeza. Muchos personajes están en peligro constantemente y uno no puede evitar contener la respiración por unos segundos, con el corazón latiendo al límite, esperando que ese personaje no muera.
 El final es hermoso, es extremadamente injusto pero perfecto para la historia. Además, lo sentí muy cercano a la idea de que estaba terminando una etapa al terminar este libro y con ellos me encontré llorando varias veces en los últimos capítulos. Creo que un buen libro es aquel que logra hacerte sentir algo y que deja algo de él en la persona que lo lee, y esta saga me hizo sentir ansiosa, triste, victoriosa, con miedo y con este final no podía evitar sentir que era una injusticia para los personajes, sin embargo cuando uno se separa de la historia (si puede) y lo ve con ojo crítico, sabe que es el final que le corresponde a la misma, más allá de lo triste, feliz y/o injusto que nos pueda parecer.

 No me siento en condiciones de elegir un libro como favorito pero es obvio que esta saga completa, pasa a ser una de las que más aprecio en todos mis años como lectora y espero poder releerla pronto.
Y con esta reseña le doy un cierre a esta hermosa saga, a esta etapa de mi vida, y a aquella Fernanda que simplemente compró el libro por ¡¡$89!! porque le parecía barato, le gustaba la fantasía y los dragones.

 Sinceramente espero que le den una oportunidad y no puedo esperar a que mis sobrinos crezcan para compartirles la increíble experiencia de leer estos libros.


Muchas gracias por leerme y les deseo buenas lecturas.